Actualidad Grupo WorkandLife

Noticias, novedades y mucho más....
Font size: +

VUELTA A LA ¿RUTINA?

 

 

Mediados de agosto, esos días en los que la emoción del merecido descanso de los adultos se conecta irremediablemente con los nervios de lo que implica “la vuelta al cole y la rutina” de los niños y niñas. Aunque… según las últimas noticias esa vuelta al cole posiblemente se retrase. 

Una agenda familiar, no está completa este mes sin la lista de compras y organización de uniformes, libros, forro adhesivo, actualizaciones de plataformas educativas, etiquetas para la ropa, mochilas, agendas, lapiceros y pinturas… 

Los más previsores, ya en el mes de julio tenían comprados los libros del nuevo curso y previstas las etiquetas autoadhesivas. Pero para muchos la titánica tarea, comienza ahora… 

Pero… hay veces que, se nos olvida añadir a esa agenda acciones menos materiales y muy necesarias para que ese regreso a la rutina escolar sea más llevadera y no convierta septiembre en el mes por excelencia de: rabietas mañaneras, desayunos en el coche, olvidos de tareas o con peleas por el baño o no recoger los juguetes al final del día.

Por ello, sea cual sea la rutina a la que nos enfrentaremos en septiembre con “la vuelta o no al cole”, es recomendable empezar ahora a retomar hábitos familiares para que septiembre sea menos duro y la convivencia familiar sea equilibrada. 

 

 

¿Qué os recomendamos? Una buena dosis de paciencia y humor para enfrentar los primeros días y unos hábitos y compromisos comunicados y acordados en familia, como los siguientes:

  • Despierta suavemente a los niños y niñas, asegurar su hábito de higiene mañanera y la toma de un buen desayuno, a poder ser en familia y tranquilo, que sirva para dar ánimos ante la nueva jornada. 

  • Comenzar a estructurar una pequeña rutina tiempos de actividad (sin necesidad de ser rígidos y marcar horarios) como: la preparación del desayuno, tiempo de juego exterior, actividades juntos, juego libre solos, tiempo de música y canciones, tiempo de tele, comida, cuentos y lectura, merienda… para ayudar a los niños y las niñas a integrar de nuevo una rutina escolar, ya sea incorporando la asistencia al aula o las sesiones online y aprendizaje en casa.

  • Tener momentos para conversar y tratar, sobre todo con los más pequeños, el comienzo del “cole” con su profe, amigos y amigas, sus preocupaciones, sus nervios. Tratad estos temas con mucha compresión y cariño para ofrecerles seguridad y prestad toda vuestra atención a lo que os cuentan  y cómo lo cuentan para poder conectar con confianza, sin menospreciar su preocupación.  

  • Preparar juntos cada día algo de ese material y ropa escolar, para que se impliquen y se sientan responsables de sus cosas. 

  • Fijar o recuperar los hábitos y normas como: ayudar en tareas de casa, poner y recoger la mesa para comer, tapar los rotuladores después de utilizarlos, limpiar la mesa después de pintar o jugar, recoger los juguetes al terminar la sesión de juego… higiene antes y después de comer; reducir el tiempo de pantallas y televisión, ir al parque…

  • Asegurar un correcto descanso comenzando a fijar la hora de irse a la cama y la hora para despertar.  

  • Nosotros como madres y padres deberemos comenzar a tirar de agenda y listar tareas, anotar pequeñas acciones para extraescolares, cumpleaños o tiempos para realizar la compra o tareas del hogar, para mejorar nuestra organización y así también transmitir tranquilidad y evitar los nervios de última hora (aunque todos sabemos que no siempre es posible), ante el acumule de tareas y cosas pendientes. Y entre todas estas tareas, no olvides fijar (porque si no caen en el olvido) momentos para cada uno y para la pareja para seguir conectados y superar con éxito cada semana. 

 

Esta recomendación de comenzar ahora con estas acciones es para hacerlo paulatinamente, con calma, siendo flexibles y teniendo tiempo para transmitir y ser ejemplo, ya que la rutina y septiembre… “es una dura realidad para todos”. De esta forma evitaremos la llegada de normas estrictas el primer “día de cole” y comienzo de las carreras mañaneras, las prisas, los horarios, las mochilas y el cambio repentino en el ritmo de los más pequeños; que se traduciría en rabietas, retrasos y llantos para todos los de la familia, independientemente de la edad. 

La vuelta a la rutina es dura para todos y todas, añadiendo esta situación de “nueva normalidad” junto los retos personales que siempre nos ponemos para el nuevo curso. 

Piensa en lo que te cuesta retomar el horario laboral y ritmo diario de tareas y cómo lo haría tu mejor versión, para intentar hacerlo realidad y mejorar la convivencia en familia. Ese sí que es un buen reto para el nuevo curso ¿verdad?

¿Tienes algún truco para hacer más llevadera la vuelta al cole? ¿Te organizas con previsión o procrastinas hasta comenzar septiembre? ¡Te leemos!



 

UN DÍA INTERNACIONAL Y UNA HISTORIA PARTICULAR
¿QUE SE ESPERA DE LOS JÓVENES?

Related Posts

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://www.omniocio.com/